Volver al inicio
NOTICIAS
INICIO div CONTACTO div MAPA DEL SITIO

Institucional
AUTORIDADES
PLAN MEDICO OBLIGATORIO

CARTILLA MEDICA
URGENCIAS
CARTILLA PLAN SUPERADOR ACTOR
Cartilla Universal
VADEMECUM ON-LINE
INTERNACIONES
FARMACIAS
OPTICAS
ACTUALIZACION DE LA CARTILLA
RECLAMOS

INFORMACION
Noticias de la O.S.A.
CALENDARIO DE VACUNACION
FECHAS IMPORTANTES EN LA SALUD
CAMPAÑAS DE SALUD

Ingrese al sitio web de la Asociacion Argentina de Actores

Superintendencia de Servicios de Salud-Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga-0800-222-SALUD (72583)
Superintendencia de Servicios de Salud-Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga-0800-222-SALUD (72583)
www.sssalud.gov.ar


1º DE DICIEMBRE - DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

Sexo seguro, la mejor elección HIV: ¡todavía queda mucho por hacer!

Hace ya más de 30 años se comunicaron los primeros casos de una nueva y extraña enfermedad, que se caracterizaba por un grave deterioro del sistema inmune, seguido de infecciones no habituales y muerte.

Poco tiempo después se denominó a esta entidad Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, o sida. Se supo pronto que un virus era su causante: se lo llamó virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH. Se aprendió que estar infectado, no es lo mismo que tener sida: se llama persona que vive con VIH al individuo en el que se detecta la presencia del virus, pero que no tiene síntomas. Enfermo/a de sida es aquella persona en la cual se han detectado enfermedades causadas por la inmunodeficiencia producida por el virus.

En la medida con que se fue disponiendo de tratamientos adecuados, se podía ir controlando la evolución de la infección. Desde entonces ha corrido mucha agua bajo el puente, mucha gente sufrió mucho, pero desde hace unos años los tratamientos de alta eficacia parecen haber abierto una puerta a la esperanza. Sin embargo, no debe pensarse que está todo hecho. Aún queda mucho por trabajar, particularmente en el área de la prevención.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación (Boletín Nro 31 de la Dirección Nacional de SIDA y ETS, año 2014), se estima que en la Argentina alrededor de 110.000 personas están  infectadas por VIH. Si bien se logró aumentar la cantidad de personas diagnosticadas, todavía el 30% de quienes tienen VIH desconoce su condición. De los que acceden al diagnóstico, más de un 30% lo hace ya en estadíos avanzados.

Esto habla a las claras del primer gran desafío con que nos enfrentamos: es preciso incrementar la conciencia sobre el riesgo de tener una infección por VIH. Del mismo modo en que periódicamente chequeamos nuestro nivel de colesterol o de glucemia, es necesario que todos consideremos realizar el test de VIH. De esa manera, en caso de tener un resultado positivo, se podrá analizar, en forma conjunta con el médico especialista, la situación individual e iniciar, si corresponde, una terapia adecuada. Por otra parte, se podrán reducir las posibilidades de transmisión de la infección a otras personas.

La única manera de saber si alguien contrajo el VIH es a través de una prueba de laboratorio. El análisis de VIH es un análisis de sangre que detecta la presencia de anticuerpos al VIH. Esta prueba se llama ELISA y dado que no es específica de la infección por VIH, su resultado debe ser confirmado con otra prueba denominada Western Blot. Una persona que vive con VIH puede no presentar ningún síntoma. El análisis de VIH es confidencial, rápido, simple y gratuito en todos los hospitales públicos y en obras sociales.

En el último lustro, se produjeron en nuestro país un promedio de 6.200 nuevos diagnósticos de VIH por año: 4.000 de varones y 2.200 de mujeres. Un dato muy preocupante es que el grupo de edad en que se registró mayor crecimiento en el número de casos nuevos es el de los hombres jóvenes (15-24 años). Es imperioso que se tome conciencia acerca del riesgo de contraer la infección por VIH: el 98% de los casos de infección por VIH en los últimos 2-3 años ha sido a partir de relaciones sexuales no protegidas.

La vieja creencia de que el riesgo de contraer la infección por VIH era privativo de determinados grupos sociales está hoy totalmente desmentida: el 47% de los varones contrajo el virus durante una relación sexual con una mujer y el 43%, con otro varón. Nadie está exento del riesgo.

El VIH se encuentra en todos los líquidos orgánicos de aquella persona que tiene el virus: sangre, semen, saliva, lágrimas, leche, calostro, orina, secreciones uterinas y vaginales y el líquido preseminal. Pero solamente la sangre, el semen y los fluidos vaginales presentan una concentración suficiente como para producir la transmisión.

Las relaciones sexuales vaginales, anales u orales, heterosexuales u homosexuales sin protección son la principal vía de diseminación del VIH. El paso del virus en las relaciones sexuales se realiza a través de las lesiones o heridas microscópicas que se producen durante la penetración y otras prácticas sexuales, por donde los fluidos de quien tiene el virus ingresan al cuerpo de la pareja. El sexo oral es práctica de riesgo para el que pone la boca. Igualmente es aconsejable que se protejan los dos para evitar la transmisión de otras infecciones.

Tan importante como saber de qué manera se transmite el virus, es saber qué conductas o prácticas no lo hacen. Tener relaciones sexuales utilizando preservativos, un estornudo, la picadura de un mosquito, compartir la vajilla o los mismos servicios higiénicos, la depilación con cera, no transmiten el virus. La saliva, las lágrimas, el sudor, el aire y el agua, al igual que los alimentos no son vehículos de transmisión.

Tampoco lo son el practicar deportes, besarnos, abrazarnos, darnos la mano, jugar, trabajar o estudiar, bañarnos en duchas o piscinas e intercambiarnos la ropa con personas que viven con VIH. Quien recibe una transfusión de sangre debidamente controlada, no corre riesgos. Todo procedimiento que incluya riesgo de corte o punción (pinchazo), debe ser efectuado con material descartable o esterilizado.

El uso de preservativos continúa siendo la mejor manera de evitar la infección. La única manera para protegerse del VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) es usando preservativo cada vez que se tenga relaciones sexuales. Para que la protección sea efectiva hay que usarlo correcta y consistentemente cada vez que se tengan relaciones sexuales.

En la última década, el número de muertes por sida se ha estabilizado. Cada año mueren por esta enfermedad en nuestro país entre 1.300 y 1.450 personas. Es tarea de todos lograr que estos números continúen disminuyendo. Esos son los desafíos que nos plantea la hora actual. Y es posible lograrlo!

Dr. Lautaro de Vedia
Médico Infectólogo
Hospital Francisco J. Muñiz y Obra Social de Actores

 

El Directorio O.S.A.

Miguel Paludi Gladys Romero Marcial Adriana Milesi Miguel Padillai Mario Carpi
Sec. Actas y Prensa Sec. Acción Social Tesorera Vicepresidente Presidente

12/01/2015

< atras


Imprimir

Enviar información
OSA - Obra Social Actores R.N.O.S. 1-0020-5 - Ayacucho 537 C1026AAB Ciudad Autónoma de Buenos Aires
4371-4664 (líneas rotativas) Fax 4372-0116 - 0800-999- 0301